Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Museo

Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos  • alcaldia@cuevasdesanmarcos.es  • 952 727 007

Museo

Museo Arqueológico Municipal

  • Dirección: Avda. Pablo Picasso, 61 - 29210 Cuevas de San Marcos
  • Teléfono: 952 727 007

Sala Arqueológica

Características

  • Tema: Arqueología
  • Año de apertura: 1988
  • Titularidad: Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos
  • Entrada: Gratuita
  • Horario: Cita previa en el Ayuntamiento

Dispone de los siguientes servicios:

  • Permitidas las fotografías
  • Transporte

Descripción

Sala ArqueológicaLa colección, abarca un amplio arco cronológico mezclando restos prehistóricos con material bajomedieval, y piezas de la futura unidad etnográfica que se pretende formar. En la primera unidad del museo, se presenta el material paleolítico y neolítico hallado en las inmediaciones de Cuevas de San Marcos, cuya pieza más destacada es un enterramiento en doble cista, fechada en la Edad del Bronce, expuesta en simulación de su disposición original y con el ajuar funerario en él encontrado.

Mayor trascendencia para la colección tienen los hallazgos del yacimiento púnicoromano del Pantano de Iznájar, cercano a la población, con fragmentos de "terra sigilata", pesas de telar romanas, vidrios, etc. Presentada directamente sobre el suelo se expone la reconstrucción de una tumba tardorromana, fechable entre los siglos IV y VI de nuestra era. Junto a ella, una urna de incineración, también romana, de entre los siglos I y II d. C. Resalta por su vistosidad, a pesar de lo exiguo del resto conservado, el fragmento de mosaico tardorromano, fechado en torno al siglo IV d. C. Sala Arqueológica

Importante por sus aportes materiales, ha sido el yacimiento de "Medina Belda", donde la ocupación humana se mantuvo desde época romana hasta época tardomedieval, con material visigodo, como los botones aparecidos entre el ajuar funerario de enterramiento, fechable entre el siglo VI y VII de nuestra era, o la numerosísima colección de fragmentos de cerámica hispanomusulmana, desde el siglo VIII hasta prácticamente época nazarí.

También ha aparecido gran cantidad de restos altomedievales cristianos, quizá procedente de campañas militares de reconquista en la zona, como unos curiosos objetos tallados en marfil, dos de ellos posiblemente piezas de un ajedrez de campaña. Poco más se puede decir de esta sala arqueológica, discreta en la calidad de sus fondos y en la presentación de sus colecciones, si bien debe tener un enorme interés como apoyo educativo y de difusión sociocultural entre los habitantes de la población.