Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Cueva de Belda

Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos  • alcaldia@cuevasdesanmarcos.es  • 952 727 007

Cueva de Belda

 

Cueva de Belda

La Cueva de Belda está ubicada en la Sierra del Camorro, perteneciente 

al término municipal de Cuevas de San Marcos, en la provincia de Málaga. Presenta una orientación N-S y unos 350 m. de desarrollo. Tiene un alto valor arqueológico, geológico y biológico. Constituye una galería de origen cárstico, con formaciones de estalagtitas y estalagmitas. 

La boca de esta cueva es de forma ovalada y grandes proporciones, midiendo 6 por 12 metros, con una serie de escalones labrados en la roca. Por un alto y estrecho corredor se llega a la primera sala, donde se han encontrado los hallazgos más interesantes, además de la cerámica, se encontraron los restos de ocupación humana que quizás corresponderían a un posible enterramiento.Tiene elevadas cúpulas y tres lagos interiores fácilmente accesibles, enormes columnas de piedra de más de un metro de diámetro y recovecos de singular belleza. Es una de las zonas de refugio de murciélagos más importantes de Europa.

 

La cerámica abunda en cuencos globulares, de paredes gruesas. Las superficies son casi siempre espatuladas y en algunos casos bruñidas. Destacan también las asas de mamelones, las de lengüeta y redondeadas y la decoración con cordones. Es de interés la presencia de un fragmento con decoración impresa, formada por series de zigzag que conservan restos de pintura a la almagra.

Cueva de BeldaEntre el materia encontrado destacan lascas de silex con una supervivencia musteriense y levalloisiense y restos de cerámica neolítica. En el Museo Arqueológico de Málaga se encuentra una lasca alargada de técnica levallois obtenida en este yacimiento.

Además de esta material se han descubierto restos de un hogar, numerosas piezas líticas como útiles, núcleos, punta pseudo-levallois, raederas, cuchillos de dorso natural, huesos e incluso un occipital de un hombre neandertal o cromagnon primitivo.