Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Recursos Naturales

Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos  • alcaldia@cuevasdesanmarcos.es  • 952 727 007

Recursos Naturales

Sierra del Camorro

Falla de la Sierra del Camorro

Formando parte de la Sierra del Camorro se encuentra esta falla declarada Monumento Natural en el año 1999. Una falla es una formación geológica en la que dos bloques de la corteza terrestre se desplazan uno respecto al otro. La de esta Sierra se formó debido a que las fuerzas internas de la tierra sometieron a este paraje a fuertes tensiones.

En la actualidad, se puede observar en la parte externa del macizo numerosas fracturas como grietas y fallas que confieren un aspecto escarpado al relieve. Además, las rocas calizas tiñen el entorno de su característico tono blanquecino. Estas rocas, fisuradas y erosionadas por la lluvia y el viento, originan un sinfín de pasadizos y cavidades propios del paisaje kárstico.

Entre estas cavidades, se encuentra la Cueva de Belda, espectacular galería de unos 200 metros de longitud, con elevadas cúpulas y enormes columnas. El encharcamiento permanente de las aguas ha originado en su interior tres lagos de fácil acceso.

En ella además habitan varias colonias protegidas de murciélagos. Una leyenda cuenta que esta cueva era utilizada como refugio por un demonio que asolaba la comarca. Esta tradición constituye el punto de partida de una de las costumbres más arraigadas en el pueblo de Cuevas de San Marcos, celebrada el día de la festividad del Santo que le da nombre.

Los numerosos restos arqueológicos hallados en enclaves próximos como Medina Belda, fundada por los romanos, completan el patrimonio cultural de este Monumento Natural.

Tampoco queda lejos otro de los paisajes más llamativos de la zona, el embalse de Iznájar, una bella lámina de agua envuelta de encinas, olivos y almendros.

Fuente: Ventana del visitante de los espacios naturales. Junta de Andalucía

La Cueva Belda

Cueva-belda

  • Situación Geográfica: la Cueva de Belda está ubicada en la Sierra del Camorro, perteneciente al término municipal de Cuevas de San Marcos, en la provincia de Málaga.
    Presenta una orientación N-S y unos 350m de desarrollo.
  • Rasgos geológicos: la cavidad está desarrollada en calizas y dolomías grises del Jurásico inferior (entre 205 y 180 millones de años de antigüedad). Pertenece a la unidad geológicas del Subbético Medio. Presenta diferentes tipos de espeleotemas, como columnas, coladas, estalactitas y estalagmitas, así como varios gours.
  • Fauna: en el interior de la cueva habita una gran colonia de murciélagos, los cuales se encuentran protegidos en la actualidad. Se ha constatado también la presencia de abundante fauna: arácnidos, crustáceos, miriápodos y coleópteros.
  • Arqueología e historia: la Cueva de Belda fue citada por Puig y Larraz en 1896 en su libro Cavernas y Simas de España, destacando sus grandes dimensiones. En 1960 el Grupo Arqueológico y Espeleológico de la O.J.E. descubre su yacimiento prehistórico, y en ese mismo año Manuel Casamar lo da a conocer en el VII Congreso Arqueológico Nacional de Barcelona.

Se han encontrado importantes restos arqueológicos, como hachas de sílex, puntas de lanza y otros utensilios de piedra de edades Musteriense, Neolítico medio y Calcolítico, aunque gran parte del material hallado se encuentra sin catalogar. También han sido hallados restos humanos fosilizados y muestras de la cultura dolménica.

A finales del siglo XIX se creó una sociedad de miembros ilustres del municipio con el fin de buscar un tesoro, lo que produjo el deterioro del material arqueológico y de numerosos espeleotemas.

Actualmente es una cavidad sin habilitar, tan sólo se ha instalado una valla metálica que limita el acceso. Tiene un alto valor arqueológico, geológico y biológico.

Embalse de Iznájar

Rivera del Genil

Tajo del reloj

Tajo-del-reloj-cuevas-de-san-marcos

Noria de la Aceña

Sin especificar

Aunque no conocemos el momento de su construcción, existen referencias documentales en el último cuarto de siglo XVIII. En su origen, la noria era de madera, pero en los años 30 se sustituye por la actual de hierro.

La visita al lugar resulta un espectáculo muy agradable, ver funcionar este mecanismo, el sonido y el entorno lo convierte en un lugar privilegiado.

  • Dirección: Camino de la Aceña