Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Cueva de Belda

Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos  • alcaldia@cuevasdesanmarcos.es  • 952 727 007

Cueva de Belda

En la falda norte de la Sierra del Camorro se sitúa esta Cueva tan emblemática y que guarda tantas historias en su interior. La Cueva de Belda es un icono de Cuevas de San Marcos que mantiene viva una leyenda que nació en su interior y hoy día sigue teniendo una relevancia trascendental en nuestro municipio.

Es cueva se sitúa a una altitud de 713 metros de altura con una orientación noreste. Tiene unos 350 metros de desarrollo en línea horizontal divididos en salas donde se encuentran tres grandes lagos de aguas residuales. El material que ha formado esta cavidad son calizas y dolomías grises del jurásico inferior. Dadas las características de este tipo de componentes, se han creado numerosas formaciones como columnas, coladas, estalactitas, estalagmitas e, incluso, gours. Su valor geológico, en este sentido, es indudable.

Además, dentro de la Cueva encontramos una abundante fauna: desde crustáceos y arácnidos hasta una de las colonias de murciélagos más importantes de Europa. Hay una serie de especies de singular relevancia, entre las que se encuentran:
• Miniopterus schreibersii o murciélago de cueva.
• Myotis myotis o murciélago ratonero grande.
• El Rhinolophus euryale o murciélago mediterráneo de herradura..
• Rhinolophus ferrumequinum o murciélago grande de herradura.
• Rhinolophus hipposideros o murciélago pequeño de herradura.
• Myotis blythii o murciélago ratonero mediano.

Si quieres conocer más información sobre la Cueva de Belda y sus murciélagos, puedes consultar la revista Andalucía Subterránea, ya que en su número 18 uno de nuestros vecinos aficionado a la espeleología y presidente del Club GAEL (Grupo Alpino Espeleológico de Lucena), Antonio Repiso, realizó un interesante artículo sobre nuestros inquilinos más famosos.  Os dejamos el enlace de la revista para que podías consultarla a continuación: 

  • https://www.espeleo.es/pdf/publicaciones/Revistas/AS-18.pdf

Es importante destacar en este punto que la colonia de murciélagos ha sufrido en los últimos años un gran descenso en su número de especies, poniendo en peligro incluso la presencia de alguna de ellas. De hecho, la mayoría de las especies se encuentran en estado de vulnerabilidad o extinción. Esta situación se debe, en gran parte, a la acción humana habiendo sufrido nuestra cueva, incluso, actos de vandalismo. Es por ello, que el acceso a la Cueva de Belda está restringido desde el día 01 de marzo hasta el 30 de septiembre (ambos inclusive) con el objetivo de preservar y proteger la fauna allí presente.

Otro punto que cabe destacar sobre la Cueva de Belda, es que está catalogada como un yacimiento arqueológico de primer grado. En su interior, se han encontrado restos como hachas de silex, puntas de lanzas, utensilios de piedra, restos humanos fosilizados y muestras de la cultura dolménica. Los indicios muestran una ocupación que se remonta al Paleolítico Medio con elementos que demuestran el uso del fuego y la talla lítica, aunque también se han encontrado utensilios no líticos, como huesos y maderas, y la manipulación de piel. Las fases de ocupación documentadas en nuestra Cueva de Belda continúan durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce Antiguo.

Dentro de la Cueva de Belda pueden hacerse actividades como la espeleología, aunque en la actualidad no se recomienda realizarlas por la vulnerabilidad que presenta la colonia de murciélagos que alberga. No obstante, estamos trabajando para poder promocionar actividades en su interior, siempre desde una perspectiva de sostenibilidad y respeto.

Como puede verse, la importancia de la Cueva de Belda radica en tres ámbitos geológico, arqueológico y biológico sin olvidar su valor cultural, puesto que la leyenda que circula entorno a sus paredes es emblema de nuestro pueblo. Os dejamos, a continuación, un resumen de la historia que Diego Vázquez Otero cuenta sobre nuestra Cueva de Belda en su libro Tradiciones malagueñas:

La tradición cuenta que, antiguamente, los moradores de una ciudad romana situada a los pies de la Sierra del Camorro escondieron sus joyas y tesoros dentro de la Cueva de Belda con la intención de ocultarlos a los vándalos que continuamente hostigaban la ciudad en busca de riquezas. Los años fueron pasando y los tesoros quedaron allí guardados, aún ocultos a todas las miradas indiscretas que acecharon la cueva en su busca.

También se cuenta que apareció un hombre, vestido de completamente de negro y con mirada huraña, que se dejaba ver en las inmediaciones y en la propia gruta, encargándose de custodiar los tan codiciados tesoros que en la cueva se escondían.
Un día, unos guerreros cristianos extraviados en su camino fueron a parar a las puertas de la famosa cueva. En mitad de la noche, un increíble dragón apareció y les echó de allí. Tal fue su horror, que huyeron de allí despavoridos. Comunicaron lo sucedido a un fraile del Convento de Santo Domingo quien con la armadura de la decisión y la valentía les ordenó que le guiaran a la cueva para liberarla de la maligna presencia. Una vez allí, se enfrentó al diablo sacando la cruz que llevaba en el pecho como única arma. La cruz se nimbó de resplandor celestial y, colocándola sobre una parte de tierra donde crecían unos jaramagos, lo derrotó e hizo un nudo a estas flores para significar que el diablo quedaba vencido y atado a los pies de Cristo. De aquí, nace la tradición de atar al diablo cada festividad de San Marcos, en memoria del joven fraile que liberó a nuestro pueblo de tal malvada criatura.

La lengua popular también cuenta que fue el resplandor del mismísimo San Marcos el que nimbó la cruz de fraile y que la liberación de la Cueva de Belda tuvo lugar el día de San Marcos, de ahí el origen del nombre del pueblo. 

Desde la Oficina de Turismo os animamos a que vengáis a conocer nuestra Cueva de Belda y la leyenda que gira en torno a ella y disfrutéis de nuestro pequeño trozo de paraíso natural. Ante cualquier duda, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudaros.

 

 

Cuevas de San Marcos

Tierra Milenaria